¡Pobre de mí, no soy sino un triste pintor! Cartas de Luis Caballero a Beatriz González
¡Pobre de mí, no soy sino un triste pintor! Cartas de Luis Caballero a Beatriz González

¡Pobre de mí, no soy sino un triste pintor! Cartas de Luis Caballero a Beatriz González

Regular price $10.30 Sale

Los epistolarios se han convertido dentro de mi archivo en una fuente de conocimiento, que había permanecido oculta. En el año 2007, en Cádiz, inicié una charla sobre la correspondencia de Mutis, diciendo 'de las cartas se extraen verdades'. Parece una perogrullada, pero si se toman las palabras de una carta, estas denotan la época, el clima, las personas, el sitio. Basta mencionar la obra Memorias por correspondencia de Emma Reyes para entender la Colombia de los años veinte y treinta del siglo XX. Los epistolarios están de moda. Philipp Blom en Gente peligrosa se refiere a las seiscientas cartas de Diderot a su amante, como una manera de comprender la Ilustración. Hace poco tiempo, por ejemplo, apareció publicada una carta de Gabriel García Márquez que arroja datos inéditos sobre Cien años de Soledad.